El hecho notorio

Les saludo nuevamente. He hecho un espacio para poder escribir todos los días algo nuevo. Espero poder seguir haciéndolo, pues Coatzacoalcos es un distrito de mucho trabajo, y además entré a un Seminario de derecho procesal, y estamos analizando el nuevo código nacional de procedimientos penales, y prometo escribiré sobre lo que estoy aprendiendo en él.

Pero hoy les platicaré sobre el hecho notorio.

¿Que es el hecho notorio?

 

Bueno, a grandes rasgos, he de platicarles, que los hechos notorios son aquellos que por el conocimiento humano, son considerados como ciertos e indiscutibles, ya sea que pertenezcan a la historia, a la ciencia, a la naturaleza, a las vicisitudes de la vida pública actual, o a los hechos comúnmente sabidos en un determinado lugar, de modo tal que toda persona que lo habite esté en condiciones de conocerlos.

 

 

En atención a lo anterior, se suele identificar como hecho notorio a cualquier acontecimiento de dominio público conocido por la generalidad de los miembros de un cierto círculo social en el momento en que va a pronunciarse la decisión judicial, respecto del cual no hay duda ni discusión.

 

 

Se considera, como regla general, que cuando el hecho es notorio, la ley exime de su prueba en procesos jurisdiccionales, porque pertenece al conocimiento público en el medio social donde ocurrió el hecho o donde se tramita el procedimiento. 

 

Y el ministro José Ramón Cossío Díaz, en su VOTO concurrente que formula en la solicitud de ampliación de ejercicio de facultad de investigación 1/2007 (ver el enlace siguiente, para mayor abundamiento: http://www.ordenjuridico.gob.mx/Federal/PJ/SCJN/Votos/2008/14022008(1).pdf,) refiere además, que para determinar si un hecho es notorio y, por lo tanto, no requiera de mayores elementos probatorios, es necesario someter los datos o indicios al siguiente examen:

 

 

a) Que estén plenamente acreditados (fiabilidad)

 

b) Que concurra una pluralidad y variedad de indicios (cantidad)

 

c) Que tengan relación con el hecho ilícito y su agente (pertinencia)

 

d) Que tengan armonía o concordancia (coherencia)

 

e) Que el enlace entre los indicios y los hechos constitutivos del ilícito se ajuste a las reglas de la lógica

 

y a las máximas de experiencia (garantía bien fundada)

 

f) Que se eliminen hipótesis alternativas

g) Que no existan contraindicios (no refutación).

 

Nuestro ejemplo más fácil y entendible, lo es la información que se encuentra en internet.

A este respecto, la suprema corte de justicia ha referido:

 

PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Los datos publicados en documentos o páginas situados en redes informáticas constituyen un hecho notorio por formar parte del conocimiento público a través de tales medios al momento en que se dicta una resolución judicial, de conformidad con el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles. El acceso al uso de Internet para buscar información sobre la existencia de personas morales, establecimientos mercantiles, domicilios y en general cualquier dato publicado en redes informáticas, forma parte de la cultura normal de sectores específicos de la sociedad dependiendo del tipo de información de que se trate. De ahí que, si bien no es posible afirmar que esa información se encuentra al alcance de todos los sectores de la sociedad, lo cierto es que sí es posible determinar si por el tipo de datos un hecho forma parte de la cultura normal de un sector de la sociedad y pueda ser considerado como notorio por el juzgador y, consecuentemente, valorado en una decisión judicial, por tratarse de un dato u opinión común indiscutible, no por el número de personas que conocen ese hecho, sino por la notoriedad, accesibilidad, aceptación e imparcialidad de este conocimiento. Por tanto, el contenido de una página de Internet que refleja hechos propios de una de las partes en cualquier juicio, puede ser tomado como prueba plena, a menos que haya una en contrario que no fue creada por orden del interesado, ya que se le reputará autor y podrá perjudicarle lo que ofrezca en sus términos.

Época: Décima Época, Registro: 2004949, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XXVI, Noviembre de 2013, Tomo 2; Materia(s): Civil, Tesis: I.3o.C.35 K (10a.), Página: 1373.

Amparo en revisión 365/2012. Mardygras, S.A. de C.V. 7 de diciembre de 2012. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: Ana Lilia Osorno Arroyo.

 

Esto es, si se encuentra en internet, es hecho notorio, sobre todo páginas gubernamentales.

 

Pero eso sí, no puede invocarse por las partes como prueba, por que el hecho notorio, es una potestad del juez solamente, que la podrá utilizar, al momento de resolver.



HECHO NOTORIO. SU INVOCACIÓN NO ES UN DERECHO DE LAS PARTES EN EL PROCEDIMIENTO DEL JUICIO DE AMPARO SINO UNA FACULTAD JURISDICCIONAL CONFERIDA AL JUEZ DE DISTRITO QUE NO DEBE APLICAR FRENTE A LA CARGA PROBATORIA QUE DERIVA DEL ARTÍCULO 78 DE LA LEY DE AMPARO.

Conforme a lo establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en relación a lo dispuesto en el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo, los tribunales pueden invocar hechos notorios aunque no hayan sido alegados o probados por las partes. Tal es el caso de las sentencias que emite la autoridad judicial federal en los juicios de amparo que se tramitan ante ella, de las que tiene conocimiento por razón de su actividad y, por ello, al ser notorio, la ley exime de su prueba; sin embargo, su invocación no constituye un derecho de las partes, sino una facultad del órgano jurisdiccional federal que no debe aplicar cuando se actualiza la obligación establecida en el artículo 78 de la Ley de Amparo, que consiste en analizar el acto reclamado tal como aparezca probado ante la autoridad responsable, cuando la quejosa intervino como parte y estuvo en aptitud legal de ofrecer todos aquellos medios de prueba que a su interés conviniera en el juicio de origen y el hecho notorio respecto del cual se alegue, ya sea en el juicio de amparo biinstancial o en la revisión de la sentencia ahí dictada que en su caso se recurra, que debió ser invocado por el Juez de Distrito, tiene por objeto probar la legalidad de la referida sentencia o aspectos que debieron formar parte de la litis del juicio natural y probarse en esa oportunidad con las actuaciones y sentencias que se hayan dictado en los diversos juicios de amparo relacionados con el juicio principal en el que se emitió la resolución reclamada. La controversia de origen quedaría alterada si bajo el supuesto del hecho notorio, el Juez de amparo tuviera que analizar la legalidad del acto con el contenido de diversas ejecutorias dictadas en los juicios de garantías que se afirma, se tramitaron ante el mismo juzgador. Además, no debe pasar por alto que el hecho notorio del que dicha autoridad tiene conocimiento por razón de su actividad jurisdiccional, no constituye un derecho de las partes dentro del procedimiento del juicio de amparo, porque es claro lo que señala el citado numeral 78 de la ley de la materia, concerniente a que el acto reclamado debe apreciarse tal como fue probado ante la autoridad responsable y, por ende, no pueden admitirse ni tomarse en consideración en el juicio de garantías o en la revisión pruebas que no se hubieren rendido ante dicha autoridad para comprobar los hechos que motivaron o fueron objeto de la resolución reclamada, ni aquellas que no sean de las consideradas necesarias para la resolución del juicio de amparo, menos aun cuando las pruebas de que se trate el recurrente las exhiba hasta la revisión sin haberlas ofrecido en la audiencia constitucional.

Época: Novena Época, Registro: 162821, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXXIII, Febrero de 2011, Materia(s): Común, Tesis: I.3o.C.102 K, Página: 2333.

 

Amparo en revisión 114/2010. SUMMA Compañía Automotriz, S.A. de C.V. y otros. 17 de junio de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: María Guadalupe Gutiérrez Pessina.

 

En mi labor, cuando he resuelto términos constitucionales, he manejado dicha facultad jurisdiccional denominada hecho notorio:

 

  • En una causa penal de violación equiparada, en el año 2008, hice uso por primera vez de manera intuitiva el hecho notorio (obviamente no describiéndolo como tal doctrinalmente), pues utilicé datos sacados de internet, referente a las estadísticas del INEGI, concernientes a que la región de Papantla, Veracruz, era conformada por un 70% de población indígena.
  • Por dicho auto fui sancionada por medio de instructivo de responsabilidad, y al irme al amparo, el cual gané liso y llano, el Juez de Distrito, estableció que mi resolución era correcta, y que en ningún momento se me podía sancionar, ya que valoré y fundamenté debidamente, pues al utilizar información de internet, de una dependencia gubernamental como lo es el INEGI, hacía uso de mi potestad de utilizar el hecho notorio. Y esta fue la tesis que fundó dicho racionamiento del Juez Federal:

 

 

Época: Novena Época 

Registro: 168124 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Jurisprudencia 

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta 

Tomo XXIX, Enero de 2009 

Materia(s): Común 

Tesis: XX.2o. J/24 

Página: 2470 

 

HECHO NOTORIO. LO CONSTITUYEN LOS DATOS QUE APARECEN EN LAS PÁGINAS ELECTRÓNICAS OFICIALES QUE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO UTILIZAN PARA PONER A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO, ENTRE OTROS SERVICIOS, LA DESCRIPCIÓN DE SUS PLAZAS, EL DIRECTORIO DE SUS EMPLEADOS O EL ESTADO QUE GUARDAN SUS EXPEDIENTES Y, POR ELLO, ES VÁLIDO QUE SE INVOQUEN DE OFICIO PARA RESOLVER UN ASUNTO EN PARTICULAR.

 

Los datos que aparecen en las páginas electrónicas oficiales que los órganos de gobierno utilizan para poner a disposición del público, entre otros servicios, la descripción de sus plazas, el directorio de sus empleados o el estado que guardan sus expedientes, constituyen un hecho notorio que puede invocarse por los tribunales, en términos del artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo; porque la información generada o comunicada por esa vía forma parte del sistema mundial de diseminación y obtención de datos denominada "internet", del cual puede obtenerse, por ejemplo, el nombre de un servidor público, el organigrama de una institución, así como el sentido de sus resoluciones; de ahí que sea válido que los órganos jurisdiccionales invoquen de oficio lo publicado en ese medio para resolver un asunto en particular.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO CIRCUITO.

 

Amparo directo 816/2006. 13 de junio de 2007. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 77/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: José Martín Lázaro Vázquez.

 

Amparo directo 74/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 355/2008. 16 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Antonio Artemio Maldonado Cruz, secretario de tribunal autorizado por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Rolando Meza Camacho.

Amparo directo 968/2007. 23 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Marta Olivia Tello Acuña. Secretaria: Elvia Aguilar Moreno.

Nota:

Esta tesis fue objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 91/2014, desechada por acuerdo de 23 de marzo de 2014.

Por ejecutoria del 19 de junio de 2013, la Segunda Sala declaró inexistente la contradicción de tesis 132/2013 derivada de la denuncia de la que fue objeto el criterio contenido en esta tesis, al estimarse que no son discrepantes los criterios materia de la denuncia respectiva.

  • Posteriormente, ya conociendo ahora sí doctrinal y jurisprudencialmente el hecho notorio, comencé a invocarlo, utilizando la tesis anterior, en asuntos de PECULADO, al utilizar documentos que presenta la página del ORFIS; ROBO DE VEHÍCULO, para verificar si efectivamente un vehículo presenta reporte de robo, que es el REPUVE; y varias páginas más de internet.
  • Y actualmente utilizo como argumento de autoridad, la anterior jurisprudencia, así como la primera tesis que establecí al inicio del blog, que es: PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Lo importante entonces, es que el hecho notorio es parte de la potestad jurisdiccional, y en este caso, ejemplifico que es claramente evidente refiriéndonos al internet; pero igualmente un hecho notorio pueden ser resoluciones emitidas por tribunales de alzada o federales, o hasta el sistema integral de seguimiento de expedientes, o el llamado SISE (les dejo el vínculo para que le den un vistazo a dicho sistema, y prometo enseñarles otro día como consultar expedientes completos hasta su resolución de juicios de amparo)

(http://www.dgepj.cjf.gob.mx/internet/expedientes/exp_ini.asp?Exp=1)

 

Época: Décima Época 

Registro: 2006082 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Aislada 

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación 

Libro 4, Marzo de 2014, Tomo II 

Materia(s): Común 

Tesis: I.1o.A.14 K (10a.) 

Página: 1946 

 

SISTEMA INTEGRAL DE SEGUIMIENTO DE EXPEDIENTES. LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN PUEDEN INVOCAR EN SUS RESOLUCIONES LA INFORMACIÓN OBTENIDA DE ÉSTE COMO HECHO NOTORIO Y CONCEDERLE VALOR PROBATORIO PLENO.

 

El Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes, en términos de los artículos primero y segundo del Acuerdo General 28/2001 del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, publicado el veinticinco de mayo del dos mil uno en el Diario Oficial de la Federación, fue instaurado obligatoriamente en todos los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Federación, con excepción de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Tribunal Electoral, a fin de mantener un registro permanentemente actualizado y veraz de los movimientos relativos a los asuntos de su conocimiento, razón por la que tales órganos pueden invocar en sus resoluciones la información obtenida de éste como hecho notorio y concederle valor probatorio pleno, con apoyo en lo dispuesto por los artículos 79, párrafo segundo, 80 y 197 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria en términos del numeral 2o., párrafo segundo, de la Ley de Amparo.

Queja 18/2014. Elia Margaret O'Brien González. 23 de enero de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Ronzon Sevilla. Secretaria: Olga María Arellano Estrada.

Nota: El Acuerdo General 28/2001, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que establece la obligatoriedad del uso del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes citado, aparece publicado en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIII, mayo de 2001, página 1303. 

Esta tesis se publicó el viernes 28 de marzo de 2014 a las 10:03 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

 

 

Ahora, a esperar que muchos jueces comiencen a ocupar el hecho notorio, no tan sólo de manera intuitiva, sino con conocimiento, realizando una correcta valoración del hecho notorio y teniendolo como sustento en las argumentaciones de sus resoluciones y sentencias.

 

Espero que haya sido de su interés el presente tema, y como siempre, espero sus comentarios y propuestas. 

 

 

Mtra. Blanca Flor Ramón Peralta

El diván jurídico de Flor

Les saludo nuevamente. He hecho un espacio para poder escribir todos los días algo nuevo. Espero poder seguir haciéndolo, pues Coatzacoalcos es un distrito de mucho trabajo, y además entré a un Seminario de derecho procesal, y estamos analizando el nuevo código nacional de procedimientos penales, y prometo escribiré sobre lo que estoy aprendiendo en él.

Pero hoy les platicaré sobre el hecho notorio.

¿Que es el hecho notorio?

 

Bueno, a grandes rasgos, he de platicarles, que los hechos notorios son aquellos que por el conocimiento humano, son considerados como ciertos e indiscutibles, ya sea que pertenezcan a la historia, a la ciencia, a la naturaleza, a las vicisitudes de la vida pública actual, o a los hechos comúnmente sabidos en un determinado lugar, de modo tal que toda persona que lo habite esté en condiciones de conocerlos.

 

 

En atención a lo anterior, se suele identificar como hecho notorio a cualquier acontecimiento de dominio público conocido por la generalidad de los miembros de un cierto círculo social en el momento en que va a pronunciarse la decisión judicial, respecto del cual no hay duda ni discusión.

 

 

Se considera, como regla general, que cuando el hecho es notorio, la ley exime de su prueba en procesos jurisdiccionales, porque pertenece al conocimiento público en el medio social donde ocurrió el hecho o donde se tramita el procedimiento. 

 

Y el ministro José Ramón Cossío Díaz, en su VOTO concurrente que formula en la solicitud de ampliación de ejercicio de facultad de investigación 1/2007 (ver el enlace siguiente, para mayor abundamiento: http://www.ordenjuridico.gob.mx/Federal/PJ/SCJN/Votos/2008/14022008(1).pdf,) refiere además, que para determinar si un hecho es notorio y, por lo tanto, no requiera de mayores elementos probatorios, es necesario someter los datos o indicios al siguiente examen:

 

 

a) Que estén plenamente acreditados (fiabilidad)

 

b) Que concurra una pluralidad y variedad de indicios (cantidad)

 

c) Que tengan relación con el hecho ilícito y su agente (pertinencia)

 

d) Que tengan armonía o concordancia (coherencia)

 

e) Que el enlace entre los indicios y los hechos constitutivos del ilícito se ajuste a las reglas de la lógica

 

y a las máximas de experiencia (garantía bien fundada)

 

f) Que se eliminen hipótesis alternativas

g) Que no existan contraindicios (no refutación).

 

Nuestro ejemplo más fácil y entendible, lo es la información que se encuentra en internet.

A este respecto, la suprema corte de justicia ha referido:

 

PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Los datos publicados en documentos o páginas situados en redes informáticas constituyen un hecho notorio por formar parte del conocimiento público a través de tales medios al momento en que se dicta una resolución judicial, de conformidad con el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles. El acceso al uso de Internet para buscar información sobre la existencia de personas morales, establecimientos mercantiles, domicilios y en general cualquier dato publicado en redes informáticas, forma parte de la cultura normal de sectores específicos de la sociedad dependiendo del tipo de información de que se trate. De ahí que, si bien no es posible afirmar que esa información se encuentra al alcance de todos los sectores de la sociedad, lo cierto es que sí es posible determinar si por el tipo de datos un hecho forma parte de la cultura normal de un sector de la sociedad y pueda ser considerado como notorio por el juzgador y, consecuentemente, valorado en una decisión judicial, por tratarse de un dato u opinión común indiscutible, no por el número de personas que conocen ese hecho, sino por la notoriedad, accesibilidad, aceptación e imparcialidad de este conocimiento. Por tanto, el contenido de una página de Internet que refleja hechos propios de una de las partes en cualquier juicio, puede ser tomado como prueba plena, a menos que haya una en contrario que no fue creada por orden del interesado, ya que se le reputará autor y podrá perjudicarle lo que ofrezca en sus términos.

Época: Décima Época, Registro: 2004949, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XXVI, Noviembre de 2013, Tomo 2; Materia(s): Civil, Tesis: I.3o.C.35 K (10a.), Página: 1373.

Amparo en revisión 365/2012. Mardygras, S.A. de C.V. 7 de diciembre de 2012. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: Ana Lilia Osorno Arroyo.

 

Esto es, si se encuentra en internet, es hecho notorio, sobre todo páginas gubernamentales.

 

Pero eso sí, no puede invocarse por las partes como prueba, por que el hecho notorio, es una potestad del juez solamente, que la podrá utilizar, al momento de resolver.



HECHO NOTORIO. SU INVOCACIÓN NO ES UN DERECHO DE LAS PARTES EN EL PROCEDIMIENTO DEL JUICIO DE AMPARO SINO UNA FACULTAD JURISDICCIONAL CONFERIDA AL JUEZ DE DISTRITO QUE NO DEBE APLICAR FRENTE A LA CARGA PROBATORIA QUE DERIVA DEL ARTÍCULO 78 DE LA LEY DE AMPARO.

Conforme a lo establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en relación a lo dispuesto en el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo, los tribunales pueden invocar hechos notorios aunque no hayan sido alegados o probados por las partes. Tal es el caso de las sentencias que emite la autoridad judicial federal en los juicios de amparo que se tramitan ante ella, de las que tiene conocimiento por razón de su actividad y, por ello, al ser notorio, la ley exime de su prueba; sin embargo, su invocación no constituye un derecho de las partes, sino una facultad del órgano jurisdiccional federal que no debe aplicar cuando se actualiza la obligación establecida en el artículo 78 de la Ley de Amparo, que consiste en analizar el acto reclamado tal como aparezca probado ante la autoridad responsable, cuando la quejosa intervino como parte y estuvo en aptitud legal de ofrecer todos aquellos medios de prueba que a su interés conviniera en el juicio de origen y el hecho notorio respecto del cual se alegue, ya sea en el juicio de amparo biinstancial o en la revisión de la sentencia ahí dictada que en su caso se recurra, que debió ser invocado por el Juez de Distrito, tiene por objeto probar la legalidad de la referida sentencia o aspectos que debieron formar parte de la litis del juicio natural y probarse en esa oportunidad con las actuaciones y sentencias que se hayan dictado en los diversos juicios de amparo relacionados con el juicio principal en el que se emitió la resolución reclamada. La controversia de origen quedaría alterada si bajo el supuesto del hecho notorio, el Juez de amparo tuviera que analizar la legalidad del acto con el contenido de diversas ejecutorias dictadas en los juicios de garantías que se afirma, se tramitaron ante el mismo juzgador. Además, no debe pasar por alto que el hecho notorio del que dicha autoridad tiene conocimiento por razón de su actividad jurisdiccional, no constituye un derecho de las partes dentro del procedimiento del juicio de amparo, porque es claro lo que señala el citado numeral 78 de la ley de la materia, concerniente a que el acto reclamado debe apreciarse tal como fue probado ante la autoridad responsable y, por ende, no pueden admitirse ni tomarse en consideración en el juicio de garantías o en la revisión pruebas que no se hubieren rendido ante dicha autoridad para comprobar los hechos que motivaron o fueron objeto de la resolución reclamada, ni aquellas que no sean de las consideradas necesarias para la resolución del juicio de amparo, menos aun cuando las pruebas de que se trate el recurrente las exhiba hasta la revisión sin haberlas ofrecido en la audiencia constitucional.

Época: Novena Época, Registro: 162821, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXXIII, Febrero de 2011, Materia(s): Común, Tesis: I.3o.C.102 K, Página: 2333.

 

Amparo en revisión 114/2010. SUMMA Compañía Automotriz, S.A. de C.V. y otros. 17 de junio de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: María Guadalupe Gutiérrez Pessina.

 

En mi labor, cuando he resuelto términos constitucionales, he manejado dicha facultad jurisdiccional denominada hecho notorio:

 

  • En una causa penal de violación equiparada, en el año 2008, hice uso por primera vez de manera intuitiva el hecho notorio (obviamente no describiéndolo como tal doctrinalmente), pues utilicé datos sacados de internet, referente a las estadísticas del INEGI, concernientes a que la región de Papantla, Veracruz, era conformada por un 70% de población indígena.
  • Por dicho auto fui sancionada por medio de instructivo de responsabilidad, y al irme al amparo, el cual gané liso y llano, el Juez de Distrito, estableció que mi resolución era correcta, y que en ningún momento se me podía sancionar, ya que valoré y fundamenté debidamente, pues al utilizar información de internet, de una dependencia gubernamental como lo es el INEGI, hacía uso de mi potestad de utilizar el hecho notorio. Y esta fue la tesis que fundó dicho racionamiento del Juez Federal:

 

 

Época: Novena Época 

Registro: 168124 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Jurisprudencia 

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta 

Tomo XXIX, Enero de 2009 

Materia(s): Común 

Tesis: XX.2o. J/24 

Página: 2470 

 

HECHO NOTORIO. LO CONSTITUYEN LOS DATOS QUE APARECEN EN LAS PÁGINAS ELECTRÓNICAS OFICIALES QUE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO UTILIZAN PARA PONER A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO, ENTRE OTROS SERVICIOS, LA DESCRIPCIÓN DE SUS PLAZAS, EL DIRECTORIO DE SUS EMPLEADOS O EL ESTADO QUE GUARDAN SUS EXPEDIENTES Y, POR ELLO, ES VÁLIDO QUE SE INVOQUEN DE OFICIO PARA RESOLVER UN ASUNTO EN PARTICULAR.

 

Los datos que aparecen en las páginas electrónicas oficiales que los órganos de gobierno utilizan para poner a disposición del público, entre otros servicios, la descripción de sus plazas, el directorio de sus empleados o el estado que guardan sus expedientes, constituyen un hecho notorio que puede invocarse por los tribunales, en términos del artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo; porque la información generada o comunicada por esa vía forma parte del sistema mundial de diseminación y obtención de datos denominada "internet", del cual puede obtenerse, por ejemplo, el nombre de un servidor público, el organigrama de una institución, así como el sentido de sus resoluciones; de ahí que sea válido que los órganos jurisdiccionales invoquen de oficio lo publicado en ese medio para resolver un asunto en particular.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO CIRCUITO.

 

Amparo directo 816/2006. 13 de junio de 2007. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 77/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: José Martín Lázaro Vázquez.

 

Amparo directo 74/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 355/2008. 16 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Antonio Artemio Maldonado Cruz, secretario de tribunal autorizado por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Rolando Meza Camacho.

Amparo directo 968/2007. 23 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Marta Olivia Tello Acuña. Secretaria: Elvia Aguilar Moreno.

Nota:

Esta tesis fue objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 91/2014, desechada por acuerdo de 23 de marzo de 2014.

Por ejecutoria del 19 de junio de 2013, la Segunda Sala declaró inexistente la contradicción de tesis 132/2013 derivada de la denuncia de la que fue objeto el criterio contenido en esta tesis, al estimarse que no son discrepantes los criterios materia de la denuncia respectiva.

  • Posteriormente, ya conociendo ahora sí doctrinal y jurisprudencialmente el hecho notorio, comencé a invocarlo, utilizando la tesis anterior, en asuntos de PECULADO, al utilizar documentos que presenta la página del ORFIS; ROBO DE VEHÍCULO, para verificar si efectivamente un vehículo presenta reporte de robo, que es el REPUVE; y varias páginas más de internet.
  • Y actualmente utilizo como argumento de autoridad, la anterior jurisprudencia, así como la primera tesis que establecí al inicio del blog, que es: PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Lo importante entonces, es que el hecho notorio es parte de la potestad jurisdiccional, y en este caso, ejemplifico que es claramente evidente refiriéndonos al internet; pero igualmente un hecho notorio pueden ser resoluciones emitidas por tribunales de alzada o federales, o hasta el sistema integral de seguimiento de expedientes, o el llamado SISE (les dejo el vínculo para que le den un vistazo a dicho sistema, y prometo enseñarles otro día como consultar expedientes completos hasta su resolución de juicios de amparo)

(http://www.dgepj.cjf.gob.mx/internet/expedientes/exp_ini.asp?Exp=1)

 

Época: Décima Época 

Registro: 2006082 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Aislada 

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación 

Libro 4, Marzo de 2014, Tomo II 

Materia(s): Común 

Tesis: I.1o.A.14 K (10a.) 

Página: 1946 

 

SISTEMA INTEGRAL DE SEGUIMIENTO DE EXPEDIENTES. LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN PUEDEN INVOCAR EN SUS RESOLUCIONES LA INFORMACIÓN OBTENIDA DE ÉSTE COMO HECHO NOTORIO Y CONCEDERLE VALOR PROBATORIO PLENO.

 

El Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes, en términos de los artículos primero y segundo del Acuerdo General 28/2001 del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, publicado el veinticinco de mayo del dos mil uno en el Diario Oficial de la Federación, fue instaurado obligatoriamente en todos los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Federación, con excepción de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Tribunal Electoral, a fin de mantener un registro permanentemente actualizado y veraz de los movimientos relativos a los asuntos de su conocimiento, razón por la que tales órganos pueden invocar en sus resoluciones la información obtenida de éste como hecho notorio y concederle valor probatorio pleno, con apoyo en lo dispuesto por los artículos 79, párrafo segundo, 80 y 197 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria en términos del numeral 2o., párrafo segundo, de la Ley de Amparo.

Queja 18/2014. Elia Margaret O'Brien González. 23 de enero de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Ronzon Sevilla. Secretaria: Olga María Arellano Estrada.

Nota: El Acuerdo General 28/2001, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que establece la obligatoriedad del uso del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes citado, aparece publicado en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIII, mayo de 2001, página 1303. 

Esta tesis se publicó el viernes 28 de marzo de 2014 a las 10:03 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

 

 

Ahora, a esperar que muchos jueces comiencen a ocupar el hecho notorio, no tan sólo de manera intuitiva, sino con conocimiento, realizando una correcta valoración del hecho notorio y teniendolo como sustento en las argumentaciones de sus resoluciones y sentencias.

 

Espero que haya sido de su interés el presente tema, y como siempre, espero sus comentarios y propuestas. 

 

 

Mtra. Blanca Flor Ramón Peralta

El diván jurídico de Flor

Les saludo nuevamente. He hecho un espacio para poder escribir todos los días algo nuevo. Espero poder seguir haciéndolo, pues Coatzacoalcos es un distrito de mucho trabajo, y además entré a un Seminario de derecho procesal, y estamos analizando el nuevo código nacional de procedimientos penales, y prometo escribiré sobre lo que estoy aprendiendo en él.

Pero hoy les platicaré sobre el hecho notorio.

¿Que es el hecho notorio?

 

Bueno, a grandes rasgos, he de platicarles, que los hechos notorios son aquellos que por el conocimiento humano, son considerados como ciertos e indiscutibles, ya sea que pertenezcan a la historia, a la ciencia, a la naturaleza, a las vicisitudes de la vida pública actual, o a los hechos comúnmente sabidos en un determinado lugar, de modo tal que toda persona que lo habite esté en condiciones de conocerlos.

 

 

En atención a lo anterior, se suele identificar como hecho notorio a cualquier acontecimiento de dominio público conocido por la generalidad de los miembros de un cierto círculo social en el momento en que va a pronunciarse la decisión judicial, respecto del cual no hay duda ni discusión.

 

 

Se considera, como regla general, que cuando el hecho es notorio, la ley exime de su prueba en procesos jurisdiccionales, porque pertenece al conocimiento público en el medio social donde ocurrió el hecho o donde se tramita el procedimiento. 

 

Y el ministro José Ramón Cossío Díaz, en su VOTO concurrente que formula en la solicitud de ampliación de ejercicio de facultad de investigación 1/2007 (ver el enlace siguiente, para mayor abundamiento: http://www.ordenjuridico.gob.mx/Federal/PJ/SCJN/Votos/2008/14022008(1).pdf,) refiere además, que para determinar si un hecho es notorio y, por lo tanto, no requiera de mayores elementos probatorios, es necesario someter los datos o indicios al siguiente examen:

 

 

a) Que estén plenamente acreditados (fiabilidad)

 

b) Que concurra una pluralidad y variedad de indicios (cantidad)

 

c) Que tengan relación con el hecho ilícito y su agente (pertinencia)

 

d) Que tengan armonía o concordancia (coherencia)

 

e) Que el enlace entre los indicios y los hechos constitutivos del ilícito se ajuste a las reglas de la lógica

 

y a las máximas de experiencia (garantía bien fundada)

 

f) Que se eliminen hipótesis alternativas

g) Que no existan contraindicios (no refutación).

 

Nuestro ejemplo más fácil y entendible, lo es la información que se encuentra en internet.

A este respecto, la suprema corte de justicia ha referido:

 

PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Los datos publicados en documentos o páginas situados en redes informáticas constituyen un hecho notorio por formar parte del conocimiento público a través de tales medios al momento en que se dicta una resolución judicial, de conformidad con el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles. El acceso al uso de Internet para buscar información sobre la existencia de personas morales, establecimientos mercantiles, domicilios y en general cualquier dato publicado en redes informáticas, forma parte de la cultura normal de sectores específicos de la sociedad dependiendo del tipo de información de que se trate. De ahí que, si bien no es posible afirmar que esa información se encuentra al alcance de todos los sectores de la sociedad, lo cierto es que sí es posible determinar si por el tipo de datos un hecho forma parte de la cultura normal de un sector de la sociedad y pueda ser considerado como notorio por el juzgador y, consecuentemente, valorado en una decisión judicial, por tratarse de un dato u opinión común indiscutible, no por el número de personas que conocen ese hecho, sino por la notoriedad, accesibilidad, aceptación e imparcialidad de este conocimiento. Por tanto, el contenido de una página de Internet que refleja hechos propios de una de las partes en cualquier juicio, puede ser tomado como prueba plena, a menos que haya una en contrario que no fue creada por orden del interesado, ya que se le reputará autor y podrá perjudicarle lo que ofrezca en sus términos.

Época: Décima Época, Registro: 2004949, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XXVI, Noviembre de 2013, Tomo 2; Materia(s): Civil, Tesis: I.3o.C.35 K (10a.), Página: 1373.

Amparo en revisión 365/2012. Mardygras, S.A. de C.V. 7 de diciembre de 2012. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: Ana Lilia Osorno Arroyo.

 

Esto es, si se encuentra en internet, es hecho notorio, sobre todo páginas gubernamentales.

 

Pero eso sí, no puede invocarse por las partes como prueba, por que el hecho notorio, es una potestad del juez solamente, que la podrá utilizar, al momento de resolver.



HECHO NOTORIO. SU INVOCACIÓN NO ES UN DERECHO DE LAS PARTES EN EL PROCEDIMIENTO DEL JUICIO DE AMPARO SINO UNA FACULTAD JURISDICCIONAL CONFERIDA AL JUEZ DE DISTRITO QUE NO DEBE APLICAR FRENTE A LA CARGA PROBATORIA QUE DERIVA DEL ARTÍCULO 78 DE LA LEY DE AMPARO.

Conforme a lo establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en relación a lo dispuesto en el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo, los tribunales pueden invocar hechos notorios aunque no hayan sido alegados o probados por las partes. Tal es el caso de las sentencias que emite la autoridad judicial federal en los juicios de amparo que se tramitan ante ella, de las que tiene conocimiento por razón de su actividad y, por ello, al ser notorio, la ley exime de su prueba; sin embargo, su invocación no constituye un derecho de las partes, sino una facultad del órgano jurisdiccional federal que no debe aplicar cuando se actualiza la obligación establecida en el artículo 78 de la Ley de Amparo, que consiste en analizar el acto reclamado tal como aparezca probado ante la autoridad responsable, cuando la quejosa intervino como parte y estuvo en aptitud legal de ofrecer todos aquellos medios de prueba que a su interés conviniera en el juicio de origen y el hecho notorio respecto del cual se alegue, ya sea en el juicio de amparo biinstancial o en la revisión de la sentencia ahí dictada que en su caso se recurra, que debió ser invocado por el Juez de Distrito, tiene por objeto probar la legalidad de la referida sentencia o aspectos que debieron formar parte de la litis del juicio natural y probarse en esa oportunidad con las actuaciones y sentencias que se hayan dictado en los diversos juicios de amparo relacionados con el juicio principal en el que se emitió la resolución reclamada. La controversia de origen quedaría alterada si bajo el supuesto del hecho notorio, el Juez de amparo tuviera que analizar la legalidad del acto con el contenido de diversas ejecutorias dictadas en los juicios de garantías que se afirma, se tramitaron ante el mismo juzgador. Además, no debe pasar por alto que el hecho notorio del que dicha autoridad tiene conocimiento por razón de su actividad jurisdiccional, no constituye un derecho de las partes dentro del procedimiento del juicio de amparo, porque es claro lo que señala el citado numeral 78 de la ley de la materia, concerniente a que el acto reclamado debe apreciarse tal como fue probado ante la autoridad responsable y, por ende, no pueden admitirse ni tomarse en consideración en el juicio de garantías o en la revisión pruebas que no se hubieren rendido ante dicha autoridad para comprobar los hechos que motivaron o fueron objeto de la resolución reclamada, ni aquellas que no sean de las consideradas necesarias para la resolución del juicio de amparo, menos aun cuando las pruebas de que se trate el recurrente las exhiba hasta la revisión sin haberlas ofrecido en la audiencia constitucional.

Época: Novena Época, Registro: 162821, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXXIII, Febrero de 2011, Materia(s): Común, Tesis: I.3o.C.102 K, Página: 2333.

 

Amparo en revisión 114/2010. SUMMA Compañía Automotriz, S.A. de C.V. y otros. 17 de junio de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: María Guadalupe Gutiérrez Pessina.

 

En mi labor, cuando he resuelto términos constitucionales, he manejado dicha facultad jurisdiccional denominada hecho notorio:

 

  • En una causa penal de violación equiparada, en el año 2008, hice uso por primera vez de manera intuitiva el hecho notorio (obviamente no describiéndolo como tal doctrinalmente), pues utilicé datos sacados de internet, referente a las estadísticas del INEGI, concernientes a que la región de Papantla, Veracruz, era conformada por un 70% de población indígena.
  • Por dicho auto fui sancionada por medio de instructivo de responsabilidad, y al irme al amparo, el cual gané liso y llano, el Juez de Distrito, estableció que mi resolución era correcta, y que en ningún momento se me podía sancionar, ya que valoré y fundamenté debidamente, pues al utilizar información de internet, de una dependencia gubernamental como lo es el INEGI, hacía uso de mi potestad de utilizar el hecho notorio. Y esta fue la tesis que fundó dicho racionamiento del Juez Federal:

 

 

Época: Novena Época 

Registro: 168124 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Jurisprudencia 

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta 

Tomo XXIX, Enero de 2009 

Materia(s): Común 

Tesis: XX.2o. J/24 

Página: 2470 

 

HECHO NOTORIO. LO CONSTITUYEN LOS DATOS QUE APARECEN EN LAS PÁGINAS ELECTRÓNICAS OFICIALES QUE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO UTILIZAN PARA PONER A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO, ENTRE OTROS SERVICIOS, LA DESCRIPCIÓN DE SUS PLAZAS, EL DIRECTORIO DE SUS EMPLEADOS O EL ESTADO QUE GUARDAN SUS EXPEDIENTES Y, POR ELLO, ES VÁLIDO QUE SE INVOQUEN DE OFICIO PARA RESOLVER UN ASUNTO EN PARTICULAR.

 

Los datos que aparecen en las páginas electrónicas oficiales que los órganos de gobierno utilizan para poner a disposición del público, entre otros servicios, la descripción de sus plazas, el directorio de sus empleados o el estado que guardan sus expedientes, constituyen un hecho notorio que puede invocarse por los tribunales, en términos del artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley de Amparo; porque la información generada o comunicada por esa vía forma parte del sistema mundial de diseminación y obtención de datos denominada "internet", del cual puede obtenerse, por ejemplo, el nombre de un servidor público, el organigrama de una institución, así como el sentido de sus resoluciones; de ahí que sea válido que los órganos jurisdiccionales invoquen de oficio lo publicado en ese medio para resolver un asunto en particular.

 

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO CIRCUITO.

 

Amparo directo 816/2006. 13 de junio de 2007. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 77/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: José Martín Lázaro Vázquez.

 

Amparo directo 74/2008. 10 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arteaga Álvarez. Secretario: Jorge Alberto Camacho Pérez.

Amparo directo 355/2008. 16 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Antonio Artemio Maldonado Cruz, secretario de tribunal autorizado por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Rolando Meza Camacho.

Amparo directo 968/2007. 23 de octubre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Marta Olivia Tello Acuña. Secretaria: Elvia Aguilar Moreno.

Nota:

Esta tesis fue objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 91/2014, desechada por acuerdo de 23 de marzo de 2014.

Por ejecutoria del 19 de junio de 2013, la Segunda Sala declaró inexistente la contradicción de tesis 132/2013 derivada de la denuncia de la que fue objeto el criterio contenido en esta tesis, al estimarse que no son discrepantes los criterios materia de la denuncia respectiva.

  • Posteriormente, ya conociendo ahora sí doctrinal y jurisprudencialmente el hecho notorio, comencé a invocarlo, utilizando la tesis anterior, en asuntos de PECULADO, al utilizar documentos que presenta la página del ORFIS; ROBO DE VEHÍCULO, para verificar si efectivamente un vehículo presenta reporte de robo, que es el REPUVE; y varias páginas más de internet.
  • Y actualmente utilizo como argumento de autoridad, la anterior jurisprudencia, así como la primera tesis que establecí al inicio del blog, que es: PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL.

Lo importante entonces, es que el hecho notorio es parte de la potestad jurisdiccional, y en este caso, ejemplifico que es claramente evidente refiriéndonos al internet; pero igualmente un hecho notorio pueden ser resoluciones emitidas por tribunales de alzada o federales, o hasta el sistema integral de seguimiento de expedientes, o el llamado SISE (les dejo el vínculo para que le den un vistazo a dicho sistema, y prometo enseñarles otro día como consultar expedientes completos hasta su resolución de juicios de amparo)

(http://www.dgepj.cjf.gob.mx/internet/expedientes/exp_ini.asp?Exp=1)

 

Época: Décima Época 

Registro: 2006082 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito 

Tipo de Tesis: Aislada 

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación 

Libro 4, Marzo de 2014, Tomo II 

Materia(s): Común 

Tesis: I.1o.A.14 K (10a.) 

Página: 1946 

 

SISTEMA INTEGRAL DE SEGUIMIENTO DE EXPEDIENTES. LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN PUEDEN INVOCAR EN SUS RESOLUCIONES LA INFORMACIÓN OBTENIDA DE ÉSTE COMO HECHO NOTORIO Y CONCEDERLE VALOR PROBATORIO PLENO.

 

El Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes, en términos de los artículos primero y segundo del Acuerdo General 28/2001 del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, publicado el veinticinco de mayo del dos mil uno en el Diario Oficial de la Federación, fue instaurado obligatoriamente en todos los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Federación, con excepción de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Tribunal Electoral, a fin de mantener un registro permanentemente actualizado y veraz de los movimientos relativos a los asuntos de su conocimiento, razón por la que tales órganos pueden invocar en sus resoluciones la información obtenida de éste como hecho notorio y concederle valor probatorio pleno, con apoyo en lo dispuesto por los artículos 79, párrafo segundo, 80 y 197 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria en términos del numeral 2o., párrafo segundo, de la Ley de Amparo.

Queja 18/2014. Elia Margaret O'Brien González. 23 de enero de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Ronzon Sevilla. Secretaria: Olga María Arellano Estrada.

Nota: El Acuerdo General 28/2001, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que establece la obligatoriedad del uso del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes citado, aparece publicado en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIII, mayo de 2001, página 1303. 

Esta tesis se publicó el viernes 28 de marzo de 2014 a las 10:03 horas en el Semanario Judicial de la Federación.

 

 

Ahora, a esperar que muchos jueces comiencen a ocupar el hecho notorio, no tan sólo de manera intuitiva, sino con conocimiento, realizando una correcta valoración del hecho notorio y teniendolo como sustento en las argumentaciones de sus resoluciones y sentencias.

 

Espero que haya sido de su interés el presente tema, y como siempre, espero sus comentarios y propuestas. 

 

 

Mtra. Blanca Flor Ramón Peralta

El diván jurídico de Flor

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Antonio Artemio Maldonado Cruz. (miércoles, 11 marzo 2015 06:49)

    Estoy en desacuerdo contigo que el hecho notorio no pueda invocarse por las partes, cuando de las propias tesis que citas se advierte que sí pueden hacerlo; sin embargo, si lo soslayan, el juez o tribunal tiene facultades para invocar el hecho notorio.

  • #2

    Blanca Flor Ramón Peralta (martes, 24 marzo 2015 22:40)

    Hola Antonio Artemio Maldonado Cruz, creo que en efecto no fui muy clara con referencia a lo que me refería con el que las partes no tenían derecho tener como prueba el hecho notorio; pero a lo que me refería y a lo que se refiere la tesis, referente al hecho notorio consistente en aquel en que la autoridad tiene conocimiento por razón de su actividad jurisdiccional.
    Ejemplo, supongamos que la defensa se da cuenta, que el existe un dato en una página gubernamental en internet, y que al ser un hecho notorio el juez pudo haberlo utilizado.
    Entonces solicita recurso de revisión, y uno de sus agravios es que el juez no tomó en cuenta como hecho notorio ese dato de la página gubernamental.
    Pero esto es a lo que se refiere la tesis que no puede invocarse el hecho notorio jurisdiccional; si lo utiliza el juez está correcto, pero sino lo utiliza, no es algo que perjudique a las partes, ya que es potestad del juez si quiere tomarlo en cuenta o no.
    Por lo que entonces, aclaro, que al hecho notorio que me refería, es el hecho notorio por actividad jurisdiccional.