El sistema acusatorio adversarial

Lo básico que necesitas saber

Pensaba que para que comprendieran los alumnos y todos los interesados, la información que existe, referente al sistema acusatorio o también llamado, juicios orales, era necesario que mi página tuviera un apartado diferente en mi blog, para que fuera claro y preciso. Pero no es así.

El sistema acusatorio adversarial, en pocos meses, aquí en Veracruz, será ya una realidad en todo el ancho y largo del Estado. Será nuestro diario trabajar. Así que no tiene caso hacer estudios por separado, como si fuera un asunto extraño o novedoso, porque la verdad, ya no lo es.


Y porque en clase es lo primero que te preguntan, y para que quede clara la importancia de nuestro tema, he de indicarles las generalidades más importantes del sistema acusatorio adversarial.

Nacimiento del sistema acusatorio adversarial

Yo no les llenaré de demasiada información sobre el sistema acusatorio, ni me remontaré al pasado lejano de roma o de la santa inquisición, sino que lo haré directamente a nuestro pasado reciente. 

En primer lugar, el nacimiento del sistema acusatorio aquí en México, y es una fecha que deben de tener siempre muy en mente, si eres abogado penalista, como si fuera tu cumpleaños o el día más memorable de tu vida, es el 18 de junio del dos mil ocho


En segundo lugar, el arábigo que deben igualmente grabarse como tatuaje, pues fue donde se establecieron las bases de la estructura y funcionamiento del proceso penal acusatorio a través de ciertos principios que veremos más adelante, lo es el artículo 20 constitucional, en su inciso A), que a la letra dice:


Artículo 20. El proceso penal será acusatorio y oral. Se regirá por los principios de publicidad, contradicción, concentración, continuidad e inmediación.

 

A.      De los principios generales:

 

I.       El proceso penal tendrá por objeto el esclarecimiento de los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados por el delito se reparen;

 

II.      Toda audiencia se desarrollará en presencia del juez, sin que pueda delegar en ninguna persona el desahogo y la valoración de las pruebas, la cual deberá realizarse de manera libre y lógica;

 

III.     Para los efectos de la sentencia sólo se considerarán como prueba aquellas que hayan sido desahogadas en la audiencia de juicio. La ley establecerá las excepciones y los requisitos para admitir en juicio la prueba anticipada, que por su naturaleza requiera desahogo previo;

 

IV.     El juicio se celebrará ante un juez que no haya conocido del caso previamente. La presentación de los argumentos y los elementos probatorios se desarrollará de manera pública, contradictoria y oral;

 

V.      La carga de la prueba para demostrar la culpabilidad corresponde a la parte acusadora, conforme lo establezca el tipo penal. Las partes tendrán igualdad procesal para sostener la acusación o la defensa, respectivamente;

 

VI.     Ningún juzgador podrá tratar asuntos que estén sujetos a proceso con cualquiera de las partes sin que esté presente la otra, respetando en todo momento el principio de contradicción, salvo las excepciones que establece esta Constitución;

 

VII.    Una vez iniciado el proceso penal, siempre y cuando no exista oposición del inculpado, se podrá decretar su terminación anticipada en los supuestos y bajo las modalidades que determine la ley. Si el imputado reconoce ante la autoridad judicial, voluntariamente y con conocimiento de las consecuencias, su participación en el delito y existen medios de convicción suficientes para corroborar la imputación, el juez citará a audiencia de sentencia. La ley establecerá los beneficios que se podrán otorgar al inculpado cuando acepte su responsabilidad;

 

VIII.   El juez sólo condenará cuando exista convicción de la culpabilidad del procesado;

 

IX.     Cualquier prueba obtenida con violación de derechos fundamentales será nula, y

 

X.      Los principios previstos en este artículo, se observarán también en las audiencias preliminares al juicio.

Los principios del sistema acusatorio

A pesar que puede sonar cansado para ustedes como estudiantes, que les preguntarán una y otra vez los principios que conforman al sistema acusatorio, he de decirles que no importa lo cansado que sea, pero se los tendrán que aprender igualmente.

Son la base del sistema acusatorio, y por ende, comprender dichos principios, hará que entendamos las virtudes del llamado "juicio oral".

Así que veamos uno por uno, lo más fácil y practico posible, para que lo entiendan y puedan participar en clase como todos unos expertos.


PRINCIPIO DE PUBLICIDAD

Este principio es muy sencillo, y debemos de apoyarnos en la propia palabra "publicidad".

Esto quiere decir que cualquier persona interesada puede asistir a las audiencias en los juzgado de control o de los tribunales de juicio oral, y ver como se desarrollan las actividades que acontecen entre las partes y el juez.

Esto es, todos los actos dentro del proceso penal, ahora son PÚBLICOS.

Pero se preguntarán ustedes, cual es el objetivo de que los juicios sean públicos. Buenos, porque el objetivo ahora de los juicios orales, es que:

1. Vuelva la confianza de todos los ciudadanos, en la administración de justicia; es decir, que la gente vuelva a creer en los jueces y en los juzgados.

2. Fomentar la responsabilidad de los órganos de la administración de justicia; para entenderlo mejor, que los que trabajan en los juzgados, entiéndanse jueces, secretarios y demás personal, al ser expuestos ante la población, sean más cuidadosos y hagan mejor su labor, pues ahora sí existirán muchos testigos sobre su actuar.

3. Evitar que circunstancias ajenas a los hechos que se manejan en la carpeta de investigación, influyan en cualquiera de las autoridades involucradas, y sobre todo en los jueces, inhibiendo la corrupción, y asegurando un control interno y externos de las decisiones de los jueces.


Excepciones al principio de publicidad.


Me parece muy claro la forma en que el texto CUADERNO DE TRABAJO EN EL SISTEMA PENAL ACUSATORIO para periodistas, maneja el principio de la publicidad, pero sobre todo el tema de las excepciones a ese principio:


"Las excepciones al principio de publicidad son determinadas por la ley en relación con la seguridad nacional o pública, la revelación de datos personales, así como la protección de las víctimas, testigos, menores o que el juez considere que existen razones fundadas para restringirlo. La víctima tiene derecho a la intimidad, a que su información no sea publicada en los medios de comunicación sin su consentimiento. Las leyes ordinarias darán los mecanismos para preservar la publicidad".


Con lo cual, es muy claro que el aunque las audiencias sean públicas, algunas sí puede impedirse la asistencia de público, por existir situaciones, que de ponerse ante el público su contenido, se perjudique alguna de las partes, con lo que en ellas se diga. Dejándola a criterio del juez, y de las leyes ordinarias, como se resolverá dicha ponderación.


No abundaré mucho sobre esto, pero deben de saber que este principio de publicidad, tiene también un fundamento tanto en el código nacional de procedimientos penales, como en los tratados internacionales:


Artículo 5 del código nacional de procedimientos penales:


Principio de Publicidad.

"Las audiencias serán públicas, con el fin de que a ellas accedan no solo las partes que intervienen en el procedimiento sino también el público en general, con las excepciones previstas en este código.

Los periodistas y los medios de comunicación podrán acceder al lugar en el que se desarrolle la audiencia en los casos y condiciones que determine el órgano jurisdiccional conforme a lo dispuesto por la Constitución, este código y los acuerdos generales que emita el Consejo".


Art. 8.5 de la Convención Americana de Derechos Humanos:


"El proceso penal deber ser público, salvo en lo que sea necesario para preservar los intereses de la justicia".


Art. 14.1 del Pacto Internacional de los Derechos civiles y políticos:


"La prensa y el público podrán ser excluidos de la totalidad o parte de los juicios por consideraciones de moral, orden público o seguridad nacional en una sociedad democrática, o cuando lo exija el interés de la vida privada de las partes o en la medida estrictamente necesaria en opinión del Tribunal, cuando por circunstancias especiales del asunto, la publicidad pudiera perjudicar a los intereses de la justicia; pero toda sentencia en materia penal o contenciosa será pública, excepto en los casos en que el interés de menores de edad exija lo contrario, o en las actuaciones referentes a pleitos matrimoniales o a la tutela de menores".




PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN

Este principio nos establece que, todo medio de prueba que se aporte al proceso penal, puede ser refutado por la parte que pueda sufrir alguna afectación.


Para mayor exactitud y claridad, deben entender que este principio hace referencia a que, cada parte que participe en el proceso, sea ministerio público, víctima, asesor jurídico, defensor o imputado, tienen derecho a:

  • Oponerse a la admisión de algún medio de prueba,
  • Examinar y contra examinar a los testigos de la contraparte
  • Introducir actos informativos o declarativos, y argumentar según su teoría del caso, entre mucho otros derechos más.

El objetivo de dicho principio de contradicción es el de poner en un plano de igualdad a las partes, al tener las mismas oportunidades para probar sus afirmaciones y exponer sus razones durante el procedimiento.


El fundamento de este principio en el código nacional de procedimientos penales, lo encontramos en el arábigo 6, que a la letra dice:


Principio de contradicción

"Las partes podrán conocer, controvertir o confrontar los medios de prueba, así como oponerse a las peticiones y alegatos de la otra parte, salvo lo previsto en este Código".


Así también, lo encontramos en los siguientes tratados internacionales:


Art. 8.2 de la Convención Americana de los Derechos humanos:


"Derecho de la defensa d einterrogar a los testigos presentes en el Tribunal y de obtener la comparecencia, como testigos o peritos, de otras personas que puedan arrojar luz sobre los hechos".


Art. 14.3e del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos:


"A interrogar o hacer interrogar a los testigos de cargo y a obtener la comparencia de los testigos de descargo y que éstos sean interrogados en las mismas condiciones que los testigos de cargo".


principio de concentración

Este principio establece, que la mayor parte de los actos procesales, tienen que efectuarse en una sola audiencia, o en su caso, en un número lo más posible reducido de actuaciones procesales.

Esto por consecuencia, disminuye la duración del proceso y proporciona una secuencia lógica. 


Lo anterior en clara concordancia con los principios de economía, eficacia y eficiencia.


Este principio pugna por la no fragmentación en diversas etapas, como sucedia en el sistema inquisitivo, porque sólo se dilata la justicia penal. Por ello, para evitarlo, debe predominar la concentración de actos procesales en una o dos audiencias orales.


Su fundamento en el código nacional de procedimientos penales, se encuentra en el numeral 8, que a la letra dice:


Principio de concentración:

"Las audiencias se desarrollarán preferentemente en un mismo día o en días consecutivos hasta su conclusión, en los términos previstos en este Código, salvo los casos excepcionales establecidos en este ordenamiento.

Asimismo, las partes podrán solicitar la acumulación de procesos distintos en aquellos supuestos previstos en este Código".


PRINCIPIO DE CONTINUIDAD

Este principio hace referencia, a que las actuaciones judiciales, no deben ser interrumpidas, sino que deben agotarse todo lo que se pretende, una vez que ha dado comienzo la audiencia.

Es evidente que lo que se intenta, en evitar a toda costa interrumpir actos procesales, con pretextos ajenos a las reglas procesales, lo que normalmente causa un prolongamiento innecesario en el tiempo del proceso, en detrimento de las víctimas y de los probable imputados.

Con lo cual, lo que requiere el principio de continuidad, son sesiones sucesivas, en el mismo día, el día siguiente o quizás, el subsiguiente de funcionamiento ordinario del Tribunal.


Como se pueden dar cuenta, el principio de continuidad está muy ligado con el principio de concentración, pues no tan sólo se requiere que el desarrollo de la audiencia se realice en una sola o en varias (principio de concentración), sino que además tenga continuidad, por lo que no debe pasar mucho tiempo entre audiencia y audiencia.


El fundamento de este principio, de acuerdo al código nacional de procedimientos penales, se encuentra en el numeral 7, que a la letra dice:


Principio de continuidad

"La audiencia se llevarán a cabo de forma continua, sucesiva y secuencial, salvo los casos excepcionales previsto en este código".

 

principio de inmediación

Este principio hace patente, que el juez debe estar presente en la audiencia, y esa presencia debe ser física.

Si el juez se ausente o de plano no acude a la audiencia, todo lo actuado es nulo.


En el sistema acusatorio adversarial, nadie debe intervenir entre quien ofrece la información (las partes), y quien la recibe (el juez).


Asimismo, se necesita de manera forzosa, la presencia ininterrumpida de todos los sujetos que participan e intervienen.


Veamos de acuerdo al código nacional de procedimientos penales, la necesidad y temporalidad de la presencial de los sujetos en el procedimiento: 


Juez: Su asistencia a las audiencias, tiene que ser total e ininterrumpida (art. 56 primer párrafo del CNPP).


Imputado: Ininterrumpida, y no podrá retirarse de la audiencia sin autorización del Juez.

              Si se rehusa a permanecer en la audiencia, será custodiado en una sala próxima, desde la que pueda seguir la audiencia, y representado para todos los efectos por su defensor. (Art. 56 primer y segundo párrafo CNPP).


Ministerio Público: Si el Ministerio Público no comparece a la audiencia o se ausenta de la misma, se procederá a su reemplazo dentro de la misma audiencia. Para tal efecto se notificará por cualquier medio a su superior jerárquico para que lo designe de inmediato. (Art. 57 párrafo cuarto del CNPP).


Defensor: Si el defensor no comparece a la audiencia, o se ausenta de la misma sin causa justificada, se considerará abandona la defensa y se procederá a su reemplazo con la mayor prontitud por el Defensor Público que se lea designado, salvo que el imputado designe de inmediato otro defensor.

                  El defensor no podrá renunciar a su cargo conferido ni durante las audiencias ni una vez notificado de ellas. (Art. 57 párrafo segundo y tercero del CNPP).


Asesor jurídico: El asesor jurídico de la víctima u ofendido abandona su asesoría, o ésta es deficiente, el órgano jurisdiccional le informará a la víctima u ofendido su derecho a nombrar a otro Asesor jurídico. Si la víctima u ofendido no quiere o no puede nombrar un Asesor jurídico, el órgano jurisdiccional lo informará a la instancia correspondiente paraefecto de que se designe a otro, y en caso de ausencia , y de manera excepcional, lo representará el Ministerio Público. (Art. 57 párrafo nueve del CNPP).


Víctima u ofendido: Si la víctima u ofendido no concurren, o se retiran de la audiencia, la misma continuará sin su presencia, sin perjuicio de que pueda ser citado a comparecer en calidad de testigo.

               En caso de que la víctima u ofendido constituido como coadyuvante se ausente, o se retire de la audiencia intermedia o de juicio, se le tendrá por desistido de sus pretensiones. (Art. 57 párrafo siete y ocho del CNPP).


El fundamento a este principio de inmediación, lo encontramos claramente establecido en el arábigo número 9 del código nacional de procedimientos penales, que indica:


Principio de inmediación

"Toda audiencia se desarrollará íntegramente en presencia del órgano jurisdiccional, así como de las partes que deban de intervenir en la misma, con las excepciones previstas en este código. En ningún caso, el órgano jurisdiccional podrá delegar en persona alguna la admisión, el desahogo o la valoración de las pruebas, ni la emisión y explicación de la sentencia respectiva".


La oralidad como medio

La oralidad más que un simple principio en sí, constituye el medio más apto para preservar la consecución de ciertos fines del proceso acusatorio, entre otros la inmediación y publicidad, al permitir que los jueces, sujetos e intervinientes y público en general, puedan por medio de sus sentidos, observar cómo aquél se desarrolla.


Y es que, ya en este sistema acusatorio, todas las peticiones formuladas por las partes al funcionario judicial, se fundamentarán y decidirán en forma oral, y generalmente deberán ser resueltas, habiendo notificado a la otra parte y previa citación a audiencia, con sus excepciones como todo, por ejemplo cuando sea la solicitud de una orden de aprehensión.


En las audiencias, no se permite la introducción de diligencias de investigación escritas, mediante actas o informes, sino a través de la declaración oral del medio de prueba, como por ejemplo un testigo, un perito, etc. 


Pero existe una excepción a esta oralidad:


1. La prueba anticipada

2. Acuerdos probatorios.

3. El documento que intrínsecamente constituye prueba por sí mismo.


1. La prueba anticipada.

(Artículo 304, 305 y 306 del CNPP)


Si bien es cierto, todas las pruebas tienen que realizarse ante el juez, en audiencia, con asistencia de las partes, también lo es que puede existir la necesidad de que tenga que desahogarse una prueba antes de llegar a la audiencia de juicio, ya sea por el estado de salud del testigo, por incapacidad mental, etc.


El código nacional de procedimientos penales, precisamente en su arábigo 304, nos establece que hasta antes de la celebración de la audiencia de juicio, se podrá desahogar anticipadamente cualquier medio de prueba pertinente, siempre que se satisfagan los siguientes requisitos:


I. Que sea practicada ante el Juez de control;


II. Que sea solicitada por alguna de las partes, quienes deberán expresar las razones por las cuales el acto se debe realizar con anticipación a la audiencia de juicio a la que se pretende desahogar y se torna indispensable en virtud de que se estime probable que algún testigo no podrá concurrir a la audiencia de juicio, por vivir en el extranjero, por existir motivo que hiciere temer su muerte, o por su estado de salud o incapacidad física o mental que le impidiese declarar;


III. Que sea por motivos fundados y de extrema necesidad y para evitar la pérdida o alteración del medio probatorio, y


IV. Que se practique en audiencia y en cumplimiento de las reglas previstas para la práctica de pruebas en el juicio (ver artículo 305 del CNPP).



2. Acuerdos probatorios

(artículo 345 del CNPP)


Refiere el numeral 345 del código nacional de procedimientos penales, que los acuerdos probatorios son aquellos celebrados entre el Ministerio Público y el acusado, sin oposición fundada de la víctima u ofendido, para aceptar como probados alguno o algunos de los hechos o sus circunstancias.


Un ejemplo de ello lo es, un dictamen médico de necrocirugía. Las partes, imputado, defensor  y Ministerio Público, están de acuerdo que existe una persona sin vida, y que murió por un disparo en la cabeza.


Luego entonces, se admite como prueba dicho dictamen de necrocirugía escrito, se introduce mediante lectura y no se requiere que el perito declare.



3. El documento que intrínsecamente constituye prueba por sí mismo.


Si bien es cierto, que la reina de las pruebas, lo es la testimonial, por ser este sistema oral, también lo es, que sigue existiendo la prueba documental.


El código nacional de procedimientos penales, nos refiere en el artículo 380, el concepto de documento:


Concepto de documento.

Se considerará documento a todo soporte material que contenga información sobre algún hecho. Quien cuestione la autenticidad del documento tendrá la carga de demostrar sus afirmaciones. El Órgano jurisdiccional, a solicitud de los interesados, podrá prescindir de la lectura íntegra de documentos o informes escritos, o de la reproducción total de una videograbación o grabación, para leer o reproducir parcialmente el documento o la grabación en la parte conducente.


Y tiene tanta importancia como la testimonial, o hasta aún más, y esto queda claro de la lectura del arábigo 382 del mismo ordenamiento antes citado:


Prevalencia de mejor documento.

Cualquier documento que garantice mejorar la fidelidad en la reproducción de los contenidos de las pruebas deberá prevalecer sobre cualquiera otro.


Con lo cual, no necesariamente todo lo escrito es de considerarlo fuera de sistema acusatorio.


Estos son los principios más relevantes del sistema acusatorio adversarial, y que son con los que los profesores, cuando lleguen a tener un diplomado o un curso, será lo primero que les cuestionará, pero espero que mi explicación haya sido lo bastante clara, como para ganarse un 100.


No nos despedimos. Nos vemos en la siguiente entrega, y no dejen de visitar las nuevas secciones, como la pregunta de la semana, en la que yo propondré una pregunta inicialmente, pero ustedes, podrán hacerme una pregunta que será la base para continuar con la sección, obviamente de penal, procesal penal y sus material afines como amparo.


También tenemos el libro del mes, en el que recomendaré un libro que para ustedes como estudiantes será de mucha ayuda.

Escribir comentario

Comentarios: 0